Geoscience Research Institute
Un Lugar para la Historia de la Tierra y la Vida

Fe y Ciencia en Galápagos

Por Analía Giannini

PROFESORA DEL INSTITUTO ADVENTISTA CAPITÁN BERMÚDEZ, ARGENTINA

Del 18 al 23 de julio del 2016, se celebró en la ciudad de Puerto Ayora en la Isla Santa Cruz, la primera conferencia de Fe y Ciencia de América del Sur. Contó con el apoyo de la Sociedad Creacionista de Brasil y el Geoscience Research Institute de Loma Linda, California. Participaron en esta conferencia funcionarios de la División de América del Sur (DAS) y la Unión Ecuatoriana, directores de diversas instituciones primarias y secundarias, y rectores y vicerrectores de todas las universidades Adventistas de la DAS, así como representantes de la Sociedad Creacionista Brasileña.

Los disertantes de este primer evento de formación e investigación fueron la Dra. Lisa Berdsley-Hardy, y el Dr. Julián Melgosa, directora y director asociado de Educación de la Asociación General de la Iglesia Adventista, respectivamente, y el Dr. Raúl Esperante, investigador del Geoscience Research Institute (GRI).

Sin lugar a dudas, Galápagos es el hogar de un ambiente único, con una diversidad de fauna y flora que impacta a cualquier visitante que recorre sus islas. Lo que más impresionan son los abruptos paisajes y la diversidad biológica de aves, reptiles, mamíferos marinos, y plantas. Entre las aves destacan los piqueros de patas azules, que forman sus colonias cerca de las costas sin hacer nidos para sus crías, dejándolas directamente sobre el suelo. Las aves llamadas fragatas son espectaculares pues los machos desarrollan en época de apareamiento una bolsa roja en la garganta que utilizan para uno de los rituales de apareamiento más laboriosos y vistosos entre las aves.

Las iguanas marinas son en su mayor parte de color negro y se reúnen en afloramientos de rocas, salpicados por los rompientes. Las iguanas terrestres, de mezclados colores amarillos y naranjas, conviven con las iguanas terrestres en varias islas, con las que ocasionalmente se cruzan produciendo descendencia híbrida. También llamativas son las tortugas terrestres gigantes, las cuales asombran por su tamaño. Estos reptiles pueden llegar a vivir más de cien años y alcanzar un enorme tamaño y peso. Las poblaciones de todos estos animales se fueron reduciendo drásticamente desde la llegada de habitantes humanos, quienes los cazaban para comer o simplemente como deporte. Sin embargo, los esfuerzos de diversos gobiernos de Ecuador están dando resultados optimistas hacia la restauración y conservación de estas poblaciones.

Los asistentes al curso se planteaban varias cuestiones claves. ¿Cómo y de dónde surgió la fauna y la flora de las Islas? ¿Cómo se pudo adaptar toda esta naturaleza al ambiente natural volcánico e inhóspito? El lector puede encontrar las respuestas a estas preguntas en el número especial de Ciencia de los Orígenes (89) dedicado a las islas Galápagos.

Conocer nuestros orígenes nos permite saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, nos ayuda a conocer quiénes somos y lo que podemos llegar a ser. Esto es fundamental para tener una vida con propósito, con sentido, con dignidad y esperanza. “Si tenemos un Creador, tenemos también un Redentor”, señaló la Dra. Lisa Berdsley-Hardy.

En 1835 Charles Darwin llegó a Galápagos a bordo del Beagle, como parte de un largo viaje de exploración científica que le requirió más de tres años. Al llegar a estas inhabitadas islas del Pacífico se sorprendió por su gran biodiversidad, y durante las cinco semanas de su estancia recolectó numerosos especímenes en varias de las islas. A la capacidad de adaptación de estos organismos insulares al medio, dispuesta por el Creador para bien de las criaturas, Darwin le dio una interpretación diferente, que tuvo graves consecuencias para el hombre que empezó a negar la creación divina.

Aceptar la impronta de Dios en la creación del ser humano representa para el hombre un alto legado que se verá reflejado en la manera de actuar, en el propósito de su existencia, en su dignidad y en la relación que establezca con el medio y con su Creador. Afirmar que el ser humano fue creado por Dios, a su imagen y semejanza, dignifica al hombre.

El pastor Erton Kohler, líder de la iglesia Adventista del Séptimo Día en América del Sur, reafirmó este concepto haciendo hincapié en la importancia de la participación del adventismo con los ideales del Creacionismo: “Tenemos que defender el creacionismo como el rescate de la dignidad humana. Fuimos llamados, como pueblo de Dios, a colocar su mensaje en su lugar correcto.”

Es así que después de más de 180 años de la visita de Darwin al archipiélago, la iglesia Adventista del 7º Día realza y reafirma en Galápagos el valor del relato bíblico que da sentido a la existencia del hombre.

Establecimiento de un Centro Creacionista

Como corona del encuentro, la Iglesia Adventista tomó la iniciativa, sin precedente en América del Sur, de construir un Cent ro Creacionista en la avenida principal de Puerto Ayora con el apoyo de la Sociedad Creacionista Brasileña y del Geoscience Research Institute (GRI). El objetivo principal del proyecto es preparar investigadores adventistas sobre el tema de la Creación, y darlo a conocer al mundo, teniendo la bendita esperanza que nuestro Creador y Redentor vendrá pronto a buscarnos.