Geoscience Research Institute
Un Lugar para la Historia de la Tierra y la Vida

Los Neandertales construían casas con huesos de mamut

por Raúl Esperante
Craneo Neandertal
Cráneo neandertal procedente de Forbes’ Quarry, Gibraltar
Durante décadas, la mayoría de los investigadores han descrito a los neandertales como grupos nómadas que vagaban en busca de grandes animales para cazar, cosechaban frutos comestibles, y se escondían en cuevas. Se pensaba que carecían de lenguaje y que no habían desarrollado prácticas culturales o artísticas. Sin embargo, nuevas investigaciones han demostrado que los neandertales alcanzaron niveles sofisticados en el arte, la cocina y la tecnología , y que eran genéticamente similares a los humanos actuales.2
Estudios recientes están añadiendo información significativa sobre los neandertales y su forma de vida. Parece ser que en algunos lugares construían casas o refugios. Recientemente, un grupo de investigadores franceses descubrió los cimientos de una casa construida por un grupo de neandertales con huesos de mamut. 3 Resulta muy interesante el hecho de que algunos de los huesos utilizados en la construcción presentaban tallas decorativas y pigmentos añadidos, lo que sugiere claramente que quienes fabricaron la casa estaban de hecho construyendo un hogar. Existen claras evidencias, como la presencia de varias chimeneas, de que la casa no era simplemente un refugio temporal sino que fue ocupada durante bastante tiempo.
Uno debería preguntarse por qué estos descubrimientos han resultado tan sorprendentes. ¿No será porque contradicen el modelo generalmente aceptado de que los seres humanos actuales surgieron por evolución gradual de formas “inferiores”, más primitivas? Debido a tales presuposiciones, los neandertales siempre han sido categorizados como incapaces de alcanzar ningún desarrollo tecnológico, lingüístico o artístico. Los descubrimientos recientes, sin embargo, muestran que los neandertales vivían una vida mucho más rica y compleja de lo que se creía. Según un comunicado de prensa de PhysOrg.com, durante los últimos diez años, nueva información sobre el hombre de Neandertal, un ancestro humano que se extinguió hace 30.000 años, ha salido a la luz desafiando el modelo reinante durante décadas. En lugar de ser gente torpe y de pocas luces, parece que los neandertales eran más avanzados de lo que la mayoría había pensado. Evidencias de que cocinaban, enterraban a sus muertos, fabricaban joyas y tal vez incluso hablaban entre ellos han salido a la luz demostrando que las primeras hipótesis eran un tanto despectivas. El descubrimiento de una casa construida por los neandertales ha dejado claro que eran mucho más sofisticados de lo que nadie había imaginado. 4
Los científicos están ahora más dispuestos a aceptar una versión “modernizada” del hombre de Neandertal, una que de hecho les otorga una imagen muy similar a los humanos modernos. Es evidente que existen algunas diferencias físicas, culturales y tecnológicas, pero lo mismo ocurre entre las diferentes poblaciones humanas del mundo actual.
El cambio de perspectiva acerca de los neandertales ocurrido a lo largo de 150 años de investigación nos puede enseñar lecciones importantes sobre cómo funciona la ciencia, y cómo deberíamos lidiar con modelos y teorías que desafían la perspectiva bíblica de los orígenes.

3 ReconstruccionesTres reconstrucciones distintas del aspecto de un hombre neandertal realizadas a partir de cráneos. El aspecto final, más simiesco o más similar a los humanos actuales, depende en gran medida de las ideas previas del investigador/artista.

Fotos: Arturo Balseiro, artista (izquierda), Tim Evanson, Smithsonian Museum, Washinton DC (centro) y Erich Ferdinand, Neanderthal Museum, Mettman, Alemania

1. La ciencia avanza, y también lo hacen las ideas. No hay por qué temer cuando los datos científicos parecen contradecir la perspectiva bíblica. Los neandertales fueron descritos como humanos poco evolucionados, durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX. Aunque la idea de que los neandertales evolucionaron a partir de homínidos ancestrales no ha cambiado entre los investigadores evolucionistas, ya no se les describe como brutales y primitivos, sino como altamente avanzados para su tiempo, lo cual se corresponde mejor con el relato bíblico del origen de los seres humanos.

Mujer neandertal

Los neandertales usaban joyas y creaban objetos artísticos . Mujer neandertal, Neanderthal Museum, Mettman, Alemania

2. Puede ocurrir, sin embargo, que aparezcan nuevos estudios en éste u otros campos científicos cuyos resultados contradigan una vez más el relato bíblico, pareciendo ajustarse mejor a la hipótesis evolutiva de largas edades y cambio progresivo. En ese caso es importante tener paciencia y esperar datos adicionales procedentes de nuevas investigaciones. En el mundo de la física y las ciencias biológicas las ideas cambian constantemente y lo que hoy se afirma como un hecho podría probarse totalmente incorrecto en el futuro. Demostrar que la Biblia está en lo cierto puede requerir tiempo e investigación concienzuda, pero el esfuerzo vale la pena.

3. La ciencia debe ser tomada seriamente, aunque los datos parezcan contradecir lo que creemos. Algunos creyentes optan por ignorar la información que se oponga a sus creencias o a su interpretación de las Escrituras, o intentan desacreditar cualquier investigación que ponga de manifiesto puntos de conflicto con la Biblia. Estas actitudes no contribuyen en absoluto a la solución del conflicto y el problema permanece. Cuando nos enfrentamos a este tipo de retos, la respuesta no está en mirar hacia otro lado, sino en esperar pacientemente, estudiar con más ahínco y, si está dentro de nuestras posibilidades, investigar el tema por nuestra cuenta.

 

 4. Los que piensan que la Biblia tiene poco valor como libro histórico deberían considerar las numerosas veces cuyos relatos han sido confirmados por datos históricos y arqueológicos. Las Escrituras presentan una cronología corta de la vida en la Tierra que incluye el origen de los seres humanos en el sexto día de la creación hace unos pocos miles de años. Aunque el registro fósil de los homínidos parece sugerir que los seres humanos han evolucionado durante cientos de miles de años, el registro fósil es ambiguo y puede acomodarse dentro del modelo bíblico de creación reciente. La nueva comprensión de los neandertales como similares a los humanos modernos brinda esperanza de que otros aspectos de la ciencia que una vez fueron interpretados como apoyos a la evolución puedan pronto convertirse en apoyos para el punto de vista bíblico.

Burrial site

 Entierro neandertal recreado en la parte antigua del Parque de Dinosaurios Kleinwelka, en Bautzen, Alemania.
Foto: Frank Vincentz
Referencias
1Bar-Yosef Mayer, D.E., Vandermeersch, B., Bar-Yosef, O., 2009. Shells and ochre in Middle Paleolithic Qafzeh Cave, Israel: indications for modern behavior. (Caparazones y ocre del Paleolítico Medio en la cueva Qafzeh, Israel: signos de comportamiento moderno) Journal of Human Evolution 56, 307-314. Cartmill, M., Smith, F.H., 2009. Talking apes: the Neandertals, The human lineage (Simios parlantes: los neandertales. El linaje humano). Wiley-Blackwell, New Jersey, pp. 337-412.
2 Green, R.E., Krause, J., Briggs, A.W., Maricic, T., Stenzel, U., Kircher, M., Patterson, N., Li, H., Zhai, W., Fritz, M.H.-Y., Hansen, N.F., Durand, E.Y., Malaspinas, A.-S., Jensen, J.D., Marques-Bonet, T., Alkan, C., Prüfer, K., Meyer, M., Burbano, H.A., Good, J.M., Schultz, R., Aximu-Petri, A., Butthof, A., Höber, B., Höffner, B., Siegemund, M., Weihmann, A., Nusbaum, C., Lander, E.S., Russ, C., Novod, N., Affourtit, J., Egholm, M., Verna, C., Rudan, P., Brajkovic, D., Kucan, Ž., Gušic, I., Doronichev, V.B., Golovanova, L.V., Lalueza-Fox, C., de la Rasilla, M., Fortea, J., Rosas, A., Schmitz, R.W., Johnson, P.L.F., Eichler, E.E., Falush, D., Birney, E., Mullikin, J.C., Slatkin, M., Nielsen, R., Kelso, J., Lachmann, M., Reich, D., Pääbo, S., 2010. A draft sequence of the Neandertal genome. (Un boceto de la secuencia del genoma neandertal) Science 328, 710-722. Noonan, J.P., Coop, G., Kudaravalli, S., Smith, D., Krause, J., Alessi, J., Chen, F., Platt, D., Pääbo, S., Pritchard, J.K., Rubin, E.M., 2006. Sequencing and analysis of Neanderthal genomic DNA. (Secuenciación y análisis de ADN genómico neandertal) Science 314, 1113-1118.
3 Demay, L., Péan, S., Patou-Mathis, M., 2012. Mammoths used as food and building resources by Neanderthals: Zooarchaeological study applied to layer 4, Molodova I (Ukraine). (Uso de mamuts como fuente de alimento y recursos para la construcción por los neandertales: estudio zooarqueológico aplicado a la capa 4, Moldova I, Ukrania) Quaternary International 276-277, 212-226.
4 Yirka, B., 2011. Neanderthal home made of mammoth bones discovered in Ukraine. (Descubrimiento de una casa neandertal hecha de huesos de mamut en Ukrania) PhysOrg, http://phys.org/news/2011-12-neanderthal-home-mammoth-bones-ukraine.html, acceso 17 Diciembre 2012.