Geoscience Research Institute
Un Lugar para la Historia de la Tierra y la Vida

ADN encontrado en huesos de dinosaurio: cuestiona la antigüedad de la cronología convencional

por Timothy Standish
 Dinosaurio
Artículo original: Schweitzer MH, Zheng W, Cleland TP, Bern M. 2012. Molecular analyses of dinosaur osteocytes support the presence of endogenous molecules. (Análisis moleculares de osteocitos de dinosaurio apoyan la presencia de moléculas endógenas) Bone 52:414-423.
Cuando los organismos mueren, sus tejidos blandos típicamente se degradan rápidamente como resultado de la actividad de bacterias, hongos y otros descomponedores, junto con la inherente inestabilidad termodinámica de las moléculas orgánicas complejas como las proteínas y los ácidos nucleicos. Otros factores que contribuyen a la descomposición incluyen la radiación y la oxidación espontánea. Las proteínas y otras moléculas que quedan protegidas dentro de los huesos se degradan más lentamente, pero aun así la velocidad de descomposición de las mismas es considerable. La idea de que las proteínas o el ADN puedan permanecer durante millones, aunque sea en el interior de huesos, parece imposible. Sin embargo, durante el año 2005, Mary H. Schweitzer afirmó que se había descubierto tejido blando en huesos de dinosaurio cuya antigüedad superaba los 65 millones de años.1
Tres tipos de respuestas siguieron a la publicación del artículo de Schweitzer: 1) El tejido blando del interior de los huesos de dinosaurio no procede del hueso original sino de organismos como bacterias u hongos que han crecido allí recientemente.2 2) El tejido blando es efectivamente tejido blando de dinosaurio que de alguna manera se ha conservado durante millones de años.3 3) El tejido blando es tejido blando de dinosaurio, pero dicho dinosaurio no vivió hace millones de años, ya que los tejidos blandos no pueden resistir millones de años sin descomponerse – incluso en el interior de los huesos.4
A medida que las investigaciones sobre el tejido blando de dinosaurio y la tasa a la que éste se descompone han ido avanzando, las respuestas 1 y 2 han ido resultando cada vez menos plausibles.
Dinosaur bones
Extracción de huesos fósiles de dinosaurio durante una expedición paleontológica. En la fotografía se muestran algunos de los intrumentos utilizados por los paleontólogos para desenterrar los huesos sin dañarlos Foto: Stuart Plotkin

Los problemas giran en torno a dos afirmaciones: 1) el tejido blando puede permanecer millones de años, y 2) los tejidos blandosrecuperados de huesos de dinosaurio proceden de dichos dinosaurios. Los colegas de Schweitzer han argumentado que la estructura del colágeno, una proteína presente en los huesos, protege a dicha proteína de la degradación.5 Sin embargo, el artículo no afirma realmente que la estructura del colágeno es tan estable que puede protegerlo de la degradación durante millones o decenas de millones de años. Lo que sostiene es que debido su estructura algunas partes de la proteína quedan más protegidas que otras y por lo tanto pueden sobrevivir más tiempo que las partes más expuestas.

La publicación más reciente de Schweitzer sobre el tema apareció en 2012 y aborda el origen de los tejidos blandos aislados a partir de huesos de dinosaurio.6 El estudio se basa en huesos de T. rex y Brachylophosaurus canadensis, un dinosaurio pico de pato o hadrosaurio. Las conclusiones superan las afirmaciones de artículos anteriores sugiriendo la presencia de ADN en los huesos, además de proteínas. Aunque la detección de ADN es sin duda la afirmación más extraordinaria del artículo, es importante destacar otros datos presentados por Schweitzer, procedentes en gran parte de estudios anteriores: 1) el tejido blando muestra estructuras similares a las células que se encuentran normalmente en los huesos, 2) anticuerpos específicos para proteínas de hueso de ave reaccionan con las proteínas que se encuentran en el tejido blando y, 3) la secuencia específica de las proteínas encontradas coincide con lo que cabría esperar de proteínas presentes en huesos de dinosaurio. Así pues, Schweitzer y sus colaboradores continúan acumulando evidencias de que el tejido encontrado es lo que parece, tejido blando que formaba parte de los huesos del dinosaurio cuando estaba vivo. Hay dos métodos distintos que se han aplicado para buscar ADN en el tejido blando. El más fácil de entender consiste en añadir una sustancia que tiñe el ADN, pero no otras moléculas. En este caso, las zonas coloreadas aparecieron en el lugar donde se esperaría ADN de estar presente. Este resultado no demuestra que el ADN es original de los dinosaurios, sólo que se encuentra en el lugar adecuado dentro de lo que parecen ser células de hueso de dinosaurio. En el segundo método se utilizaron espectroscopía de masas y anticuerpos específicos para detectar una proteína llamada histona H4. Esta proteína se encuentra asociada con el ADN en organismos eucariotas, como los dinosaurios, pero no se encuentra en bacterias. En las células, las histonas forman estructuras similares a un carrete alrededor del cual se enrolla el ADN. La presencia de la histona H4 indica que el ADN asociado con ella no es de origen bacteriano. Sin conocer la secuencia específica del ADN, la posibilidad de que proceda de algún otro organismo se mantiene, pero parece razonable que el ADN presente en el lugar preciso de las células de dinosaurio del interior del hueso de dinosaurio sea en realidad ADN de dinosaurio.

Dinausaur
Según la ciencia contemporánea los dinosaurios vivieron en la Tierra mucho antes que los seres humanos y se extinguieron hace 65 millones de años. Sin embargo nuevos datos experimentales sugieren una antigüedad menor. Foto: Dinosaur Park, Ghandhinagar, India.
 REFERENCIAS
  1 Schweitzer MH, Wittmeyer JL, John R. Horner JR, Toporski JK. 2005. Soft-Tissue Vessels and Cellular Preservation in Tyrannosaurus rex. (Preservación de tejido blando, vasos y células, en Tyranosaurus rex) Science 307:1952-1955
 2 Por ejemplo: Kaye TG, Gaugler G, Sawlowicz Z. 2008. Dinosaurian Soft Tissues Interpreted as Bacterial Biofilms. (Tejido blando de dinosaurios interpretado como películas biológicas de origen bacteriano). PLoS ONE 3(7): e2808. doi:10.1371/journal.pone.0002808
 3 Ésta es la explicación ofrecida por Schweitzer y colaboradores.
 4 Esta explicación es común entre los creacionistas. Ver por ejemplo : http://creation.com/sensational-dinosaur-blood-report.
 5 San Antonio JD, Schweitzer MH, Jensen ST, Kalluri R, Buckley M, et al. (2011) Dinosaur Peptides Suggest Mechanisms of Protein Survival. (Péptidos de dinosaurio sugieren un mecanismo para la supervivencia de proteínas). PLoS ONE 6(6): e20381. doi:10.1371/journal.pone.0020381
 6 Schweitzer MH, Zheng W, Cleland TP, Bern M. 2012. Molecular analyses of dinosaur osteocytes support the presence of endogenous molecules. (Análisis moleculares de osteocitos de dinosaurio apoyan la presencia de moléculas endógenas). Bone 52:414-423.
 7 Allentoft ME, Collins M, Harker D, Haile J, Oskam CL, Hale ML, Campos PF, Samaniego JA, Gilbert MTP, Willerslev E, Zhang G, Scofield RP, Holdaway RN Bunce M. 2012. The half-life of DNA in bone: measuring decay kinetics in 158 dated fossils. (La vida media del ADN en hueso: medida de la cinética del deterioro en 158 fósiles de datación conocida). Proceedings of the Royal Society B. doi: 10.1098/rspb.2012.1745