Geoscience Research Institute
Un Lugar para la Historia de la Tierra y la Vida

¿Cómo desaparecieron los dinosaurios?

 – Raúl Esperante
Lo que dice el modelo evolucionista
La mayoría de los científicos evolucionistas creen que los dinosaurios, junto con otros grupos de animales y plantas, desaparecieron súbitamente como consecuencia del impacto de un meteorito gigante que golpeó la Tierra al final del Cretácico, hace unos  65 millones de años.[1] Los partidarios de esta teoría utilizan como prueba el cráter de impacto de 100 kilómetros situado en Chicxulub, en la Península de Yucatán de México. Este cráter se interpreta como el resultado de la colisión de un meteorito de 10 kilómetros de diámetro.

Otros evolucionistas sostienen que una causa más probable para la extinción de los dinosaurios es la actividad volcánica masiva que ocurrió simultáneamente en diversas partes del mundo durante ese periodo.2

Lo que deberíamos encontrar si fuera cierto
Ambos modelos, meteórico y volcánico, postulan cambios a escala planetaria, incluyendo la liberación de grandes cantidades de polvo y residuos a la atmósfera que habrían bloqueado la luz solar, provocando un enfriamiento global de la tierra. Además, los incendios habrían consumido los grandes bosques de todo el planeta, y el polvo y las cenizas habrían incrementado exponencialmente  la toxicidad del aire y del agua. La combinación de bajas temperaturas y elevada toxicidad ambiental sería responsable de la muerte masiva de los dinosaurios. De hecho, podríamos esperar asimismo destrucción masiva tanto de los paisajes como de muchos organismos marinos y terrestres, incluyendo anfibios, reptiles, mamíferos, peces, moluscos, crustáceos, microorganismos y plantas. El registro fósil de las capas depositadas después del impacto debería  incluir un amplio espectro de organismos. Más importante aún, la extinción catastrófica debería haber eliminado preferentemente a los organismos más sensibles, como tortugas, ranas, salamandras, estrellas de mar, peces, etc.
Lo que vemos en la Naturaleza
¿Muestra el registro fósil de las capas cretácicas y posteriores extinciones masivas en un amplio rango de organismos? La respuesta es no. Las dos extinciones más importantes de este periodo son la de los dinosaurios y la de los ammonites (un tipo de molusco). El registro sedimentario del Cretácico y capas superiores no recoge evidencia de extinciones globales en importantes grupos como peces – incluidos los tiburones – tortugas, salamandras, ranas, invertebrados marinos o plantas.3.  ¿Cómo es posible que los todos los dinosaurios se extinguieran y otros grupos de animales no? Ciertos animales como ranas, salamandras y tortugas, así como muchas plantas, son especialmente sensibles a los factores climáticos, y deberían haber desaparecido en un escenario de cambio climático global como el que produciría un impacto meteórico.
Una propuesta alternativa desde el punto de vista creacionista
La mayoría de los científicos  creacionistas creen que los dinosaurios desaparecieron, junto con otras muchas especies, durante el diluvio universal, tal como sugiere Génesis 7:22. Este escenario podría incluir la caída de un meteorito, cuyo impacto habría provocado tsunamis gigantescos, actividad volcánica y fuertes emisiones de dióxido de carbono, sulfuros y otros gases altamente tóxicos para los animales y las plantas. Así pues, la idea de uno o más meteoritos impactando la Tierra no es incompatible con el modelo bíblico del diluvio.

A pesar de la falta de consenso en la comunidad científica acerca de qué causó realmente la desaparición de los dinosaurios, los medios de comunicación y la prensa seudocientífica han adoptado la hipótesis del meteorito como la explicación definitiva. Pero el asunto no está ni mucho menos resuelto. Que los dinosaurios desaparecieron es un hecho, pero no sabemos exactamente ni cuándo ni por qué. Sin embargo, la posibilidad de que se extinguieran durante el diluvio del Génesis (con o sin impacto meteórico asociado) es una hipótesis plausible que merece ser considerada. De hecho, existen evidencias que apoyan la asociación de la extinción de los dinosaurios con una inundación universal. Con frecuencia los restos de dinosaurios aparecen en concentraciones de decenas a miles de ejemplares, incluyendo juveniles y adultos que murieron simultáneamente y quedaron enterrados juntos. Ejemplos de estos cementerios de dinosaurios se encuentran en el oeste de Estados Unidos (Colorado, Utah, Wyoming), Canadá, España, China, Mongolia y otros lugares. Los científicos tienden a explicar estas masivas concentraciones de restos como el resultado de eventos catastróficos a nivel local (avalanchas de barro, inundaciones, colapso de dunas, etc.),4 pero una explicación alternativa seria considerar toda esta actividad geológica local como una serie de eventos no independientes asociados con el diluvio universal del Génesis. Probablemente el diluvio fue una catástrofe de proporciones tan enormes que impidió la supervivencia de cualquier dinosaurio, grande o pequeño, incluso de aquellos que tenían la capacidad de nadar.

Resulta interesante que la mayoría de esqueletos y huellas de dinosaurio aparezcan en sedimentos que se interpretan como parte de antiguas playas, lagos, deltas o ríos. Una posible interpretación es que estos animales vivían principalmente cerca de ambientes acuáticos, donde abunda el alimento. Es igualmente posible que estas áreas fueran las primeras en inundarse durante el diluvio universal. Hay que tener en cuenta que el diluvio no fue necesariamente uniforme a lo largo de toda su extensión o duración. Eventos locales de especial intensidad pudieron causar un incremento de la mortalidad, concentración selectiva de restos, y enterramiento masivo de grupos específicos de animales y plantas en determinadas áreas.

A pesar de que desconocemos si algunos dinosaurios fueron incluidos en el arca de Noé, o las razones por las que fueron excluidos, el diluvio del Génesis nos ofrece un escenario plausible para su extinción. Como se indicó anteriormente, sus esqueletos se encuentran a menudo en grandes concentraciones de individuos enterrados en arena o limo, en formaciones que implican la actividad del agua. Esto coincide con la presencia de corrientes masivas de agua transportando enormes cantidades de sedimento, como las que se producirían en una catástrofe de esa envergadura. Algunos científicos rechazan esta idea porque implica una intervención sobrenatural. Sin embargo, esto no debería ser razón suficiente para rechazar una hipótesis que podría dar lugar a investigación productiva y que está de hecho apoyada por múltiple evidencia.

REFERENCIAS
 [1] El limite Cretácico-Terciario (K/T) separa el final del Cretácico del principio del Cenozoico. El Cretácico es el último periodo del Mesozoico y se conoce como la era de los dinosaurios.2 Algunos científicos sostienen que el impacto del meteorito de Chixculub no fue suficientemente grande como para provocar la extinción de todos los dinosaurios. Teniendo en cuenta que el núcleo de la Tierra también es rico en iridio, sugieren que dicha extinción fue provocada por la intensa actividad volcánica que tuvo lugar hace 65 millones de años en India (flujos de lava de la meseta del Decán).

3 Russell, D.A. y Dodson, P., 2007. The extinction of the dinosaurs: a dialogue between a catastrophist and a gradualist. In: J.O. Farlow and M.K. Brett-Surman (Editors), The complete dinosaur. Indiana University Press, Bloomington, Indiana, pp. 662-672.

4 Benton, M.J., Shishkin, M.A., Unwin, D.M. y Korochkin, E.N., 2000. The age of dinosaurs in Russia and Mongolia. Cambridge Univertsity Press, Cambridge. Martin, A., 2006. Introduction to the study of dinosaurs. Blackwell, Oxford.